domingo, 18 de enero de 2009

REYES, VACACIONES Y NIEVE


Si, ya sé que este post va con un poco de retraso pero es que cuando empiezo a trabajar, apenas me queda tiempo para nada más. Demás mis niños necesitan más tiempo este trimestre para mejorar los resultados del anterior. En fin, que los Reyes se han portado muy bien: un MP4, unas botas, una bufanda con sus respectivos guantes, la agenda de rigor, y es que esta cabeza mía no da para más, ropita interior de la Kitty, un punto de lectura (que colecciono) con una foto de mi Cangrehito, una funda para la cámara de Betty Boop, ah sí! Y un mega joyero de piel. Obvio que los libros no han faltado. Iñigo ( un alumno) me ha regalado el último libro de Carmen Posadas, La cinta roja y mi hermano y mi cuñada me reglaron el primer libro de la serie Crepúsculo de Stephanie Meyer, al que estoy realmente enganchada. El día de Reyes estuvo lleno de nerviosismo y prisas porque a las 18.45 tomaba el AVE en Sevilla para Madrid, que me llevaba a conocer a C2 y C3, a ver otra vez la Cangrehito de mis amores y a reencontrarme con el guapo Sansón y la siempre querida Dobby, a los que he echado mucho de menos. He pasado 4 días de vacaciones estupendos, fríos, pero estupendos.
C2 y C3 son 2 pequeñas princesas, casi calcomanías de su hermano, muy simpáticas y “charlatanas”. Ha sido un placer pasar estos días y ver a Cangrehito con casi 4 años, disfrutar de su “ten de Navidad” o su “vagón “(dragón) Además de compartir su sueño con su mano reliada en mi flequillo u oír su risa viendo Kunfu Panda. Siempre encuentro mucha paz de espíritu en Greenvillage.
Además, por primera vez en mi vida, he visto nevar y por supuesto, jugar con la nieve. Y es que en los últimos 7 u 8 años, siempre que he ido a Madrid en invierno, ha nevado antes o después de que yo me hubiese ido. Así que el pequeño Cangrejo y yo nos pusimos buena ropa de abrigo y allí que nos fuimos a hacernos fotos en la nieve, tirarnos bolas, bueno mejor dicho, yo las tiraba y él.... me las metía en el pantalón. Hicimos muñecos de nieve y castillos con torres y banderas. En el parque no se sabía muy bien quien tenía 4 años. Así que pasamos un rato de risas y mucho frío, pero impagable. Tengo que admitir que fue una bonita experiencia.
Y el lunes 12, me tocó despertar y volver a la realidad. Y siento un poco de pena aún porque es el primer cumpleaños de mi niño, al que falto. Pero me quedo con las risas, los besos y los abrazos.

4 comentarios:

doby requetecansá dijo...

mucha paz de espiritu??? ay omá!!! no sé cómo puedes encontrar de eso en mi casa... ajajajajaaaa Me da mucha pena que solo hayas podido estar 4 diitas, pero mucha alegria porque has venido de todas formas al reino de mordor. 1 millon

Bridget dijo...

Doby: siempre me ha pasado, amiga. Tu casa, a pesar del caos que crees que hay, elimina todo mi estrés o lo retrasa para mi vuelta. Me gusta el reino de Mordor. Millones

amelche dijo...

Me alegro de que hayáis disfrutado. Ya era hora de ver nevar, ¿eh? Primer sueño cumplido en 2009. Vamos a por el siguiente...

La primera vez que yo vi nevar fue a los 7 años en Badalona (Barcelona) cuando vivíamos allí. Y la última, el 15 de agosto de 2008 en Suiza.

Jose dijo...

Pues me alegro que los Reyes se portaran bien... jolin! Si hasta te trajeron una nevada!! :p