sábado, 14 de junio de 2008

¿SUEÑOS?

Siempre empiezo mi ronda de visita a los blogs por el de Amelche, sobre todo porque es el primero al que devolví la visita. Su última entrada era sobre sueños cumplidos. Y pensaba en como esos sueños van cambiando. Cuando tenía 15 años, soñaba con ir a la Universidad, encontrar al chico de mis sueños y con la moto que me compraría con la 1ª beca del instituto. Sueños cumplidos: ir a la Universidad, buen trabajo que me costó. Lo de la moto, nada que hacer, mi padre decía que la beca para los libros. Con respecto al chico de mis sueños, si que lo encontré, pero enamorado de otra. Con 20 años, soñaba ir a Inglaterra, vivir una aventura, aprobar todo y encontrar al chico de mis sueños- Sueños cumplidos: 1, viví uno de los mejores veranos de mi vida. Viajé a Inglaterra, viví una aventura y aprendí mucho sobre el idioma, el país y mi misma. Aprobar todo no pudo ser porque mi querida Lizz, no me aprobaba Fonética y lo del chico de mis sueños no pudo ser porque no le encontraba. A los 25 años soñaba con encontrar un trabajo mejor, volver a Inglaterra, independizarme y poder viajar. Sueños cumplidos: ninguno, todo estaba relacionado con el primero. A los 30 mis sueños eran enamorarme y formar una familia, tener un trabajo mejor, una vida más feliz y pasar el mayor número de días viéndole la cara a Carmelo. Sueños cumplidos: el trabajo y Carmelo. Sueños de los que he desistido: tener una vida más feliz y lo de enamorarme, cada día que pasa me parece menos fundamental. A los que nunca renunciaré: A formar una familia, aunque sea monoparental. A los casi 33, mis sueños son: terminar de pagar el coche y comprar una casa, viajar a Irlanda y Grecia antes de morir, tener un hijo, que los míos siempre estén, que Doby nunca me abandone, ni su cariño, ni el de su hijo ( pronto hijos), aprender a tener valentía y volver a ser como antes, antes de que la penita negra me invadiese. Y hablando de amor. Creo que esta canción describe bien el efecto que causa en todos. Espero que la disfruteis como yo.

3 comentarios:

bridget dijo...

Ann, este post te lo dedico por tu inestimable ayuda. Merci-

amelche dijo...

Vaya por Dios... ¡Qué honor tengo de ser la primer siempre! De res (de nada en valenciano).

Coincido en los sueños de los 15, menos en lo de la moto, porque nunca quise tener moto. Ni coche, ni carnet de conducir si quiera. Al final me lo saqué a los 23 pensando que me serviría para encontrar trabajo y me compré un coche de segunda mano a los 26 por lo del trabajo también.

Conseguí irme a los 17 años a Inglaterra en un intercambio con el instituto y salir al extranjero por primera vez. Lo cual creo que marcó mi futuro, porque yo quería hacer filología hispánica y acabé estudiando filología inglesa. Quise irme de Erasmus y lo conseguí. Quise una beca del Banco S. (no digo propaganda) para trabajar en el extranjero un verano y la conseguí. Quise hacer el máster de traducción y lo hice. Parece que no, pero si vas contando, al final, hemos conseguido muchas cosas, ¿no?


Como diría Machado:
"Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
-ya conocéis mi torpe aliño indumentario-,
mas recibí la flecha que me asignó Cupido".

Siempre he sido poco coqueta y seductora, pero me llegó la flecha, sí, me enamoré, se enamoraron de mí, y, aunque luego la cosa fracasara estrepitosamente, pues es también algo vivido.

En fin, vamos a por la familia monoparental (porque biparental, por el momento, parece que no va a ser).

doby preocupá dijo...

Ay gusi de mis canneh que pocha por dentro te veo ultimamente... Sé que esto que te voy a decir suena a tópico y sobre todo si te lo digo yo que "aparentemente" tengo la vida que hoy en día todas quisieran: Un marido bueno (no es perfecto, pero sabes que es de lo mejor que se puede encontrar), un hijo maravilloso, mis winies de camino, una casa, un coche, en resumidas cuentas una estabilidad laboral y espiritual, pero creo y digo a toro pasado, con todo lo vivido que todos tenemos un libro con un principio y un final y parte de la historia nos la dan escrita (generalmente las fatigas, aunque no siempre) y el resto nos toca a nosotros mismos escribirlo, por tanto hay que buscar los giros noveleros tipo K Follet para hacer de nuestras vidas algo mas que un libro aburrido... yo sé que el destino guarda para ti un giro espectacular aunque no sea exactamente lo que soñaste.