jueves, 6 de diciembre de 2007

VIAJE A CORDOBA

En este fin de semana, entre el 30 y el 2, hace 4 años, tuve unas mini vacaciones (como diría Bridget Jones), de las mejores de mi vida, a pesar de que me robaron y de la mala noche que pasamos. ¿Te acuerdas amiga? El viaje lo hice con mi inseparable Dobby a Córdoba. Ella bajaba desde Madrid y yo subía desde Jerez. Hacia un frío que pelaba. Me gusta recordar esos momentos cuando me desespero. Nos alojamos en un hostal muy modesto pero casi en el centro, todo lo hicimos andando. Recuerdo que paseamos por la Judería, vimos la Mezquita, nos indignamos al ver como habían arruinado una construcción tan maravillosa, hablamos de los musulmanes, de los judíos, de los cristianos. Recuerdo que en la plaza de Maimonides, nos hicimos una foto, bueno, un guitarrista nos hizo una foto. Los dos días comimos en el mismo sitio por muy poco dinero, y también desayunamos, unas tostadas con aceite y jamón pa morirse. Lo mejor, esa sesión de baños en el Hamman, justo detrás de la Mezquita. Estos moros que bien se lo montaban siempre, todo estaba muy calentito, en penumbra, con una música muy suave de fondo, bastante en silencio aunque creo recordar que había una familia de energúmenos tirándose a bomba en el baño templado, la decoración, todo estaba para crear ese ambiente que te hiciese olvidar que estabas en el s. XXI. Creo recordar que salimos en torno a las 18 de la tarde, que compramos unas patatas y unos refrescos y nos fuimos al hostal porque salimos con la tensión por los suelos después del masajito. En la habitación, las dos tumbadas en la cama, nos pusimos a charlar de nuestras cosas, como siempre desde que empezamos a escribirnos cartas (de las tradicionales), porque siempre necesitamos que la otra nos escuche. Y ¡santo cielo! ¡Nos quedamos dormidas! Al día siguiente, nos levantamos temprano y nos fuimos a Medina Zahara. Ese Abderraman si que sabía. Mientras paseaba pensaba en cuantas cosas que había leído y estudiado de la Historia habían pasado en aquel mismo lugar en el que me encontraba yo ahora y me sentí pequeña. Volvimos a Córdoba y vimos el resto, la casa de Julio Romero de Torres ( donde perdí la alianza de mi padre, ¿te acuerdas amiga lo que lié, y lo que lloré cuando la encontré?), La posada del potro, el Cristo de los Faroles, todo. Luego tiramos pa Málaga, aiiinnssss, que caminito más malo. Nos metimos en el cine, en la peor zona de Málaga, tal como luego nos dijo la policía a ver Love Actually. Yo Salí encantada con la peli, mi prima medio dormida y todo el buen rollo se me fue a freír monas cuando vi que me habían robado. Tira para el aeropuerto a dejarlo al parking de la policía, pon la denuncia y espera toda la noche en el aeropuerto a que llegue tu hermano de Almondsbury ( UK) a las 7 de la mañana. ¡Qué aventurilla, eh Dobby!. Jugamos a las categorías, dormimos por turnos, charlamos y muchas mas cosas. A pesar del frió, del robo, de la mala noche en el aeropuerto, de la denuncia, de perder todo mi equipaje, a pesar de todo, ha sido de los mejores viajes de mi vida. Y la pena es que no lo hemos podido repetir y la pena es que nuestra relación ha cambiado un poco y a pesar de todo, no lo cambiaría por nada. Porque en momentos como estos, me reconforta, no me hace sentir que estoy tan sola. Alivia un poco la penita. Os recomiendo que compartáis viajes y que visitéis Córdoba.

Escrito el 30 de noviembre de 2007

2 comentarios:

DOBY dijo...

No te lo vas a creer gusi de mis entretelas, pero me he acordado mucho estos días de ese viaje, porque además, pusieron Love Act. en la tele hace muy poco y la vi.
Que bueno, que accidentado, que todo, nos pasó DE TODO. Si tuviera que ponerle un adjetivo le llamaría MAGISTRAL... ¿que son unas minivacaciones por cordoba sin masaje en los baños??? ¿Y la pedorra del alcazar que no quería dejarnos entrar???? ¿o eso fue en Jerez??? creo que fue en Cordoba... y los paseos por la judería?... y hasta el viajecito a Malaga la mala puta reputa... Increible, como pasa el tiempo marillou.... Temenos que repetirlo... pero es que echaria tanto de menos al mosquito... bueno, pensandolo bien...NOS LO LLEVAMOS!!!!.
Vamos a planificar unas minivacaciones!!!!!
aiyoyu.

amelche dijo...

Sólo he estado un día en Córdoba, pero me llevé buena impresión. Tendré que volver.

¡Cuántas cosas os pasaron! ¡No se os puede dejar solas! :-)